Cómo elegir bien la mochila para un gran viaje

Actualizado: 17 mar 2021

Si vas a emprender un viaje de mochilero, imaginamos que tendrás que elegir tu mochila. Queremos darte unas pautas a tener en cuenta a la hora de elegir la tuya. Si vas a hacer un viaje largo, de varios meses, un año o más… la elección de tu mochila será una decisión decisiva.


Tómate tu tiempo. No tengas prisa. Nosotros valoramos muchas opciones antes de comprar la nuestra. Primero buscábamos mochilas en internet y luego con la información que teníamos bajábamos cada dos días al Decatlón de debajo de casa a probarnos todas los modelos.


Por lo tanto la segunda pauta es: prueba una, diez y veinte mochilas. Observa si te sientes cómodo con ella. Si te va grande o pequeña. Al final la mochila se acaba convirtiendo en una extensión de ti mismo. Por lo que quizás esa mochila que te gusta por precio o color (esperamos que no elijas la mochila solo por el color, por favor), pero si te va enorme, o no te ajusta bien a la cintura, no es tu mochila. Recuerda, pruébala.


Calidad. Busca una mochila con cierta calidad. La mochila va a ser portada, golpeada, arrastrada, aplastada, sobrecargada, arañada, mojada… por lo tanto busca un mínimo de calidad y resistencia. Las áreas que más sufren son la parte donde se juntan las asas de la mochila, la tela exterior y la base. Respecto a la calidad y resistencia, te recomendamos que leas las referencias de otros compradores que haya en internet.


Tamaño. Te recomendamos que busques una mochila que cumpla con las medidas de cabina de la mayoría de las compañías aéreas. Así te podrás ahorrar el coste por equipaje facturado en los vuelos. Pero atención, porque aunque las medidas se adapten, a veces llenamos tanto la mochila que al final incumplimos los requisitos en peso y en anchura de la mochila.

Peso. Seguramente sabes que la capacidad de las mochilas se mide en litros. Te recomendamos elegir una mochila cuya capacidad, no sea demasiado grande, porque siempre tendemos a llenarla. Si compras una mochila de 60 litros, te aseguramos que el peso puede ser de más de 15kg y recuerda… la mochila la portas tú (aunque hemos llegado a ver a chicas pagando a un porteador en las playas colombianas)… Cuanto la tengas sobre los hombros y tengas que caminar por un terreno irregular, un calor sofocante, hundiéndote en la arena de la playa etc... Cada gramo cuenta.

Nosotros elegimos una de 50 litros, y al momento de salir de viaje pesaba 11 kilos. Recuerda que el peso que lleves nunca debe superar el 20% o 25% de tu peso corporal.


Quizás cuando vayas a comprar la mochila y veas por ejemplo una de 50 litros te preguntes si vas a poder meter todo lo que necesitas ahí. La respuesta es sí. Nosotros viajamos dos años con una mochila de 50 litros en climas que variaron desde el invierno patagónico al calor tropical del caribe y a veces nos planteábamos incluso si no hubiese sido mejor una de 40 litros. Aquí la clave es elegir muy bien lo que te vas a llevar. Venga sí, haremos otra entrada del blog hablando de este tema.


Otras cosas a tener en cuenta:

1. A nosotros particularmente nos gusta que tengan suficientes compartimentos. Te permiten ordenar bien las cosas y que no se te desparrame todo cuando abras la mochila. Por ejemplo puedes buscar que tengan compartimentos internos (útiles para documentos por ejemplo), y externos. Pequeños y más grandes. Nuestra mochila por ejemplo tenía un compartimento grande abajo que usábamos como zapatero, u otro arriba externo, donde teníamos cosas que podríamos necesitar en el bus, como un pañuelo para evitar el AACC del bus o un paraguas.

2. El acceso al compartimento principal debe ser cómodo también. Y suficientemente amplio para que no tengas que sacar toda la ropa para llegar al fondo de la mochila.

3. Impermeable. Es fundamental contar con una funda para el agua. Y si viene en su compartimento mejor. Así la tendrás siempre a mano.

4. Los ajustes. Tienes que tener suficientes ajustes. Tanto para acortar o alargar las asas de la mochila, como para ajustarla a la cintura. Y estos ajustes debes poder hacerlos fácilmente con la mochila puesta. Prueba como “ruedan” los ajustes.

5. También es bastante cómodo que la mochila tenga en la parte superior una red, o unas cuerdas elásticas. Donde puedes poner por ejemplo el saco para dormir o lo que hacíamos nosotros, la toalla cuando estaba húmeda, evitando así que la toalla cogiese ese desagradable olor a humedad que te puede dejar toda la mochila apestando.


Nosotros finalmente nos decantamos por la mochila de Decathlon Quechua Forecast Easy Fit de 50 litros. Si quieres saber cómo nos funcionó, te lo explicamos en este vídeo.


Si necesitas ayuda con ese viaje soñado, podemos asesorarte aquí.


¡Esperamos haberte ayudado a elegir tu mochila correctamente!.


Saludos!

31 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo